Aceites faciales: ¿cómo se usan?

De un tiempo a esta parte los aceites para el rostro han ido ganando terreno en cuanto a cuidado facial se refiere. ¿Por qué? Se trata de un cosmético que penetra en profundidad en todas las capas de la piel y, gracias a ello, tienen un gran poder regenerador, mayor que el que pueda tener una crema hidratante. Yo recomiendo aplicarlos poniendo unas gotas en las yemas de los dedos y masajeando sobre el rostro con  movimientos suaves, del centro hacia los lados y después en movimientos ascendentes. Son un producto más de noche, pero también puedes añadir unas gotas a tu hidratante matutina para darle un plus.

La nueva colección exclusiva de 3 aceites faciales Esdor es excepcional. Son únicos, de textura rica, sedosa y no grasa, y han sido formulados a partir de aceites esenciales y vegetales para ofrecer una respuesta SOS a las distintas necesidades cutáneas.

h

Los 3 aceites que forman esta colección son de textura no grasa, o lo que es lo mismo, de tacto seco, por lo que son fáciles de aplicar y se absorben con facilidad. Dejan la piel hidratada, nutrida, lisa y suave, libre de brillos y sin sensación grasa incluso en las pieles mixtas y/o grasas.
Los ácidos grasos y esteroles de la pepita de uva tienen propiedades antisépticas y purificantes que ayudan a evitar la acumulación de toxinas en los poros y a prevenir la aparición de granitos, espinillas e imperfecciones.

Bodegón Vid Sublime
• ACEITE de ARROZ y UVA: Equilibrante y Purificante. Ayuda a equilibrar y matificar la piel mixta y/o grasa. Aceite de tratamiento facial de textura no grasa que ayuda a equilibrar y matificar la piel mixta y/o grasa aportando hidratación. La exclusiva mezcla de aceites que contiene equilibra la producción de grasa. Consigue reducir los niveles de sebo, disminuir los brillos indeseados y prevenir la aparición de imperfecciones. Afina, matifica y purifica los poros de la piel. No es recomendable aplicar antes de una exposición solar prolongada.
 Aceite de Arroz: Tiene una gran cantidad de ácidos grasos y activos antioxidantes que nutren la piel y conservan su función barrera. Ayuda a reducir la cantidad de sebo generado por una piel mixta / grasa y a cerrar y refinar los poros.

• ACEITE de FRUTA de la PASIÓN y UVA: Hidratante y Protector. Previene la deshidratación, aporta nutrición y suaviza las líneas de expresión. Aceite de tratamiento facial que previene la deshidratación, aporta la nutrición necesaria y suaviza las líneas de expresión de la piel. Los aceites vegetales de Fruta de la Pasión, Avellana y Uva se fusionan instantáneamente con la piel sin dejar sensación grasa, aportando una protección extra ante las agresiones externas, causantes del envejecimiento cutáneo. No es recomendable aplicar antes de una exposición solar prolongada.
Aceite de Fruta de la Pasion: Gracias a su contenido lipídico actúa como emoliente cutáneo, nutriendo y protegiendo la piel. Por otra parte el efecto queratolítico de sus componentes, mantiene en perfecto estado las capas superiores de la piel, ayudando a conseguir una piel con una apariencia más bonita.

• ACEITE de CAMELIA y UVA: Antiedad, Regenerante y Calmante. Ayuda a calmar y reconfortar las pieles secas o sensibles. Aceite anti-edad de tratamiento facial regenerante, que ayuda a calmar y a reconfortar las pieles secas o sensibles. Los aceites de Camelia y Sésamo difuminan las líneas visibles del rostro aportando firmeza y luminosidad. Gracias a la acción antioxidante de los aceites vegetales de Argán y Uva, ayuda a neutralizar los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro. No es recomendable aplicar antes de una exposición solar prolongada.
Aceite de Camelia: Ayuda a restaurar la homeostasis, o situación de equilibrio de las células de la piel, regenerando su estructura.

MODO DE USO: Calentar previamente el aceite entre las manos con una fricción suave para mejorar la penetración de los activos durante su aplicación.
TRATAMIENTO DIARIO: Mediante un suave masaje ascendente, aplicar por la mañana y/o noche, 4 ó 5 gotas directamente sobre rostro y cuello previamente limpios y tonificados. Finalizar con ligeras presiones que faciliten el drenaje y la penetración del producto.
TRATAMIENTO EFECTO FLASH: Para un efecto flash, aplicar 4 ó 5 gotas a la mascarilla habitual. Se conseguirá un piel jugosa y resplandeciente.

PEQUEÑOS GESTOS DE BELLEZA:
· Para zonas específicas y curas concretas aplicar una gota y masajear directamente.
· En pieles muy secas, aplicar antes del maquillaje para que éste quede más uniforme.
· Cualquier aceite es perfecto para darle un toque de luminosidad a tus mejillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s